Consigue tus sueños, consigue el éxito

horizonte

De pequeña me dijeron que si tenías un sueño era mejor no contarlo, porque si lo hacías jamás se cumpliría. Pero con los años he visto que esto no va así, que cuando cuentas un sueño es mucho más fácil materializarlo, debes creerte ese sueño, debes creer que ya forma parte de tu presente. Un buen ejemplo de ello son los mapas mentales que la gente dibuja anualmente con sus objetivos.

El estudio de una reputada Universidad dice que sólo un 3% de los estudiantes tiene claro lo que quiere en la vida y que precisamente, es ese 3% el que consigue el éxito con más rapidez.

Por eso te recomiendo que periódicamente, a poder ser a diario, imagines como sería tu vida ideal; como te sentirías, donde trabajarías, como sería tu casa, con que gente compartirías todo ello… te ayudará a agilizar el conseguir las cosas que quieres.

Se trata de focalizar, de aplicar toda tu energía en aquello que quieres conseguir. Es como, por ejemplo, cuando se te antojan unos zapatos y de repente comienzas a ver zapaterías por todas partes. Pues sucede lo mismo con aquello que queremos conseguir. Si tenemos claro el objetivo, se nos abrirán nuevas puertas y veremos con mayor facilidad los pasos que debemos dar para conseguirlo.

Imaginemos, por unos instantes que ganas un premio de 60.000 euros para invertir en tu empresa, ¿qué harías? Mira, a mi lo que me gustaría hacer en el caso de tenerlos, es compartir este mensaje; Y es que hay otra forma de hacer negocios, más alineada con nuestros sueños, con nuestra esencia como personas, con nuestra manera de ser.

A menudo parece que sólo entendamos los negocios trabajando mil horas y viviendo el dinero como algo malo. Eso no tiene porqué ser así. Poniendo mi caso por ejemplo, mi labor consiste en conseguir que las empresas vendan más, que ganen visibilidad. Que las personas encuentren trabajo o que mejoren su carrera profesional. ¿En qué invertiría yo esos 60.000 euros si se diera el caso de tener esa oportunidad? Yo apostaría por incrementar las formaciones, ofrecer más conferencias llegando a lugares y personas que antes creía que no estaban a mi alcance. En definitiva, en ofrecer los servicios necesarios para convencer a los usuarios que existen otras maneras de hacer las cosas.

Y esta manera de trabajar se consigue centrándonos más en el individuo, en uno mismo. De nada sirve continuar arrojando la culpa a la crisis y a los demás. Deberíamos empezar a trabajar para nosotros mismos, creyendo que podemos con todo y dando las gracias por las cosas que tenemos. Haciendo compatible nuestra vida profesional con nuestra vida familiar, porque todo va de la mano y si los objetivos de ambas cosas van al unísono, al final sólo podemos ser más felices y productivos.

La clave reside en la consciencia que ponemos a la hora de desempeñar nuestro trabajo o de afrontar nuestro negocio. Trabajar respirando las cosas, masticándolas, viviéndolas más, de algún modo sintiéndolas desde el estómago para poder ser todos más felices.

En definitiva, esta es mi idea si cayeran en mis manos esos 60.000 euros. Pero, ¿tienes claro lo que harías tú? Este ha sido tan solo un ejercicio para establecer objetivos. ¡Qué más da si los tenemos o no esos 60.000! Se trata de averiguar qué podemos hacer todos los días para estar cada vez más cerca de nuestro horizonte tanto en la vida personal como en la vida profesional

Publicado el 11/02/2016 por Txell Costa

Comprate esta noticia

Deja una respuesta

Gracias por su comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>